Reseña: Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo

24.10.14



¿Y si con solo mirarte pudiera desvelar tus secretos más profundos?

¿Y si con solo mirarte pudiera sentir con tu corazón?
¿Y si en solo un instante fuera posible saber exactamente quiénes somos el uno para el otro?

Marcos acaba de perder a su madre, una reconocida bailarina que le ha enseñado todo en la vida, y decide que su mundo ya no puede ser igual sin ella. Justo en el momento que va a dar un giro a su vida, una llamada de teléfono cambia radicalmente los acontecimientos. "Mi don es difícil de explicar. Cómo aprendí a utilizarlo es mucho más extraño de relatar. Pero deseo hacerlo. Deseo contároslo. Hay cosas, detalles pequeños que forman parte de uno mismo y hacen que seas como eres. Y el don era algo que me definía. Aunque lo utilizaba poco. Hacía que me sintiera más vivo."

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar.

No muchos saben lo muuuucho (valga la redundancia) que amo a Albert; desde Pulseras Rojas hasta El mundo amarillo, Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven y también podría decirse de Brújulas que buscan sonrisas perdidas. En serio. Me gusta su manera de escribir, el mensaje subliminal de su filosofía que deja en los libros (aunque esté o no de acuerdo con ella)... me encanta.

Pero acá se fue de mambo y no me gustó para nada. Aquí les dejo una pequeña secuencia de cómo reaccioné mientras iba leyendo este libro y que va a resumir el resto de la reseña.


Antes que nada, quiero aclarar que no me considero alguien con prejuicios: soy liberal en un montonazo de cosas, acepto a cualquiera y cualquier elección, pero el complejo de Edipo que Marcos presenta desde la página uno y a lo largo de todo el libro me puso los pelos de punta. Es bastante perturbador, perverso y roza el punto de asqueroso en algunas partes. Nadie dice que no podés dormir una siesta en la misma cama con tu madre (o padre, en caso de las mujeres), porque eso es algo natural desde que sos chico... pero ¿quién se baña con su madre? ¿Qué madre le da besos en la nuca a su hijo y viceversa? Albert, no era necesario que lo aclares al final,porque todos pudimos sentirlo a lo largo de tooooodas las páginas. El Edipo que tiene Marcos es hasta palpable.

Rompí a llorar. Me encanta esa expresión. No se dice rompí a comer o rompí a caminar. Rompes a llorar o a reír. Creo que vale la pena hacerse añicos por esos sentimientos.

Si bien Albert mencionó o habló del sexo en sus otros libros, creo que en éste se sobrepasa un par de veces. Teniendo como excusa el Edipo, su madre habla constantemente sobre él, sobre qué debe sentir sobre y durante el sexo, cómo debemos dejar los tabúes afuera. Y whoa, sí que los hizo a un lado. Y es que hay cosas que no se pueden hacer por más que quieras dejar todos los prejuicios atrás. Entiendo que hay que acariciar y decir te quiero sin la necesidad de que termine de otra forma; entiendo la filosofía y la comparto en ciertos casos, pero de ahí a bañarte con tu hijo o darle besos que sólo tendrías que dárselos a tu pareja... la verdad fue mucho para mí. No me gustó para nada.

Dice un proverbio chino que adoro: «No abras una tienda si no sabes sonreír». Mi conductor peruano podría abrir cien grandes almacenes.

Hasta la mitad me aburrió mucho; no queda nada claro y absolutamente todo es una clase de monólogo con interrupciones que no me daba ganas de seguir leyendo. Tampoco me quedó claro el género del libro, aunque en general me da igual etiquetar o no; ¿es una historia de fantasía urbana, distopía, realismo, ciencia ficción...? Creo que mezcló estos géneros y no se terminó de entender el porqué. La historia podría haber estado genial si se enfocaba en uno de los tantos ejes: la relación de Marcos con su madre y el arte, la aparición de la chica de la plaza, su don y las vidas pasadas, la aparición del extraño y los planetas, las vacunas para dejar de dormir...

Son todos elementos de diferentes géneros que no terminan de encajar en un mismo libro. Y hablando de Roma, hay dos aristas que me hubiera encantado ver en una distopía: las vacunas para dejar de dormir y el don de Marcos. Creo que sería muy interesante y me encantaría poder leerlo en un futuro libro. Creo que tiene muchísimo para desarrollar y en lo que ahondar.

-No es que la confianza dé asco... -decía mi madre siempre que alguien la defraudaba-. La confianza no debe existir. Es el relajo lo que provoca el gran bajón en cualquier tipo de relación.

El libro parece como si fueran dos muy diferentes: uno en la primera mitad, donde habla prácticamente de su madre, su vida, sus hobbies...; la segunda trata principalmente del extraño, su don, la mujer de la plaza. Repito, son temas que no tienen nada que ver, por lo que si ponés las dos partes del libro juntas no tienen mucho para decir.

Como comentario final, debo decir que de los cuatro libros que leí de Albert este es el que menos me gustó. Por lejos.

18 comentarios:

  1. Es complicado leer temas tabú, y entiendo que a uno lo lleguen a desconcertar (me pasó con Prohibido de Tabitha Suzuma). No he leído nada del autor, pero me llama mucho la atención por la peculiaridad de los títulos. En casa, mi hermana es fanática de Pulseras Rojas. Espero poder algún libro pronto.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. NOOOOO no sabía que trataba de eso el libro D: es realmente tan asqueroso? Yo quería leerlo, pero gracias a tu reseña creo que se me fueron las ganas :/ Había leído "Si tú me dices ven lo dejo todo pero dime ven" (creo que era así el título) y me gustó bastante... pero bueno, todos los autores tienen sus altas y bajas :)
    Gracias por la reseña, un beso!

    ResponderEliminar
  3. Wow, de la sinopsis yo imaginaba algo mucho más interesante, menos mal que avisaste de lo que se trataba. No podría leerlo sin indignarme, qué desperdicio de sinopsis, se anuncia un don y luego resulta que la cosa se disuelve en un mar de otras cosas que no se relacionan. Gracias por la reseña. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada de Albert Espinosa pero ya me quedó claro que esté ni de lejos es el libro correcto para probarlo. Veré si intento con Si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven.

    Gracias por la reseña, y lamento de que no hayas podido disfrutarlo. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Hola! no es un libro que me gustase particularmente. A veces no entendía muy bien lo que el autor quería transmitir y en otras se pasaba. Creo que este es el típico libro que te gusta o no, no hay mucho termino medio.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    Pues no me llama nada este libro, igual a ti tampoco te gustó demasiado así que, lo dejo pasar ^^

    Gracias por la reseña, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  8. Cuando leí la sinopsis del libro me pareció genial, tenía unas re ganas de comprarlo pero luego leí que a algunas personas le había parecido muy malo y decidí esperar. Ahora que se bien de que va la historia no voy a comprarlo, no se parece en nada a lo que imaginé, gracias por reseñarlo!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola! No leí nada de este autor, pero tu reseña detallada me ayudo a jamás leer este libro! No me gusta para nada la temática del complejo Edipo de Freud xD. Pero si tengo ganas de leer Pulseras Rojas porque vi fragmentos de la serie y me llamo la atención (además que lo vi barato al libro). Así que si me decido a leer este autor empezaré por otros libros. Saludos ^.^

    ResponderEliminar
  10. ¡Holaa! A pesar de la fama del autor, no me termina de convencer el libro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Hola!!! Pues aún no he leído nada de este autor y en principio siempre me había llamado la atención este libro pero viendo lo que cuentas, mejor dejarlo pasar por ahora. Un beso y gracias por la reseña!!!

    ResponderEliminar
  12. Me da esperanzas que te encante Albert y este libro no, porque yo empecé con este y me pareció cualquier cosa y medio que no tenía ganas de darle otra chance al autor!

    A ver, coincidimos en TANTAS cosas.

    El complejo de Edipo me resultó insoportable, no sé, está manejado de una forma desagradable. Coincido con que no necesitaba aclararlo.

    Y también coincido con que parece un rejunte de géneros. A mí algunas cosas, como el tema de que no dormía más, me re gustaron, y resulta que no tenían ningún tipo de relevancia en la trama. Un desperdicio.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Flor!
    Yo no he leido nada de este autor porque precisamente me lo han pintado "'bueno' pero con un algo que no deja muy satisfecho" y me da cosa :/ Supongo que alguna vez le daré la oportunidad pero por mientras me entretengo con otras cosas.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Morí con la secuencia de Chloe!! JAJAJAJA
    No tenía el mínimo interés por este libro, ¡Y AHORA CON LO QUE DECIS MUCHO MENOS!
    A lo mejor le de alguna oportunidad a otro libro de Albert pero este lo dejo pasar.
    Beso Flor ♥

    ResponderEliminar
  15. Hola Flor! No lei nada del autor, pero si vi la serie Pulseras rojas y me gusto mucho.
    Este libro no tengo pensado leerlo, casi todas las criticas que leí son como la tuya así que mejor paso.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  16. Leí la primera oración y dije, mierda, mejor no comento, porque el libro no me gustó y me va a matar. Despué seguí leyendo y dije vamos! Otra más!
    En serio! Que le pasó a Albert en este libro? Se fumó algo? Y ugg la relación Edipo/Elektra de la Madre y Marco no me ha gustado para nada!
    Besos Flor!

    ResponderEliminar
  17. Holi (: como sabes no leí nada suyo pero sus títulos son re lindos, creo que es por lo que más me llaman sus libros. A este lo conocía de nombre no más y no me imaginé ni de lejos que se trataba de eso .-. Que lástima que no te gustó, siendo de tus autores más queridos pero bueno, siempre pasa. Besitos <3

    ResponderEliminar

¿Algo para decir?