Cartas a los perdidos

31.3.17


He empezado 35 cartas, y todas comienzan con "Tengo 17", pero después no puedo escribir más. No quiero arruinar lo que tenemos. No quiero perderlo.
Me veo como una estúpida. Parece que estuviera aquí sentada escribiendo cartas a la oscuridad, esperando una respuesta.
Ni siquiera te conozco, pero siento que te entiendo. Siento que me entiendes.
Y eso es lo que más me gusta de todo esto.
Gracias a la editorial por el ejemplar.

Si hay algo que me fascina en este universo es la habilidad que tienen ciertas historias para volarme la cabeza. Si eso le sumamos que ese libro es de VRYA, entonces déjenme adelantarles algo (de la reseña y de la vida): maravillas por doquier de este libro que van a poder encontrar en librerías a partir de abril.
Primero en principal, desde mi punto de vista (aka no es nada oficial, no me denuncien): "Cartas a los perdidos" es un retelling (déjenme tomarme mis libertades artísticas con el género, caramba) de You've Got Mail, menos adulto y con temáticas un poco más oscuras, si se quiere. ¿Se puede llamar retelling a una nueva versión de algo contemporáneo? ¿O es ser muy ladri con el uso de determinados términos?
Las palabras que usamos para hablar de la muerte son extrañas. Como si escondiéramos algo.
Me recordó, en cierto punto, a esa película... ellos no se conocen pero se cuentan todo, todo de su vida, incluso lo que el resto de las personas de su entorno no conoce. Y eso me llevó a hacerme una de mis tantas preguntas psicológicas-filosóficas (que hoy les voy a ahorrar el análisis, porque es un planteo muy largo): ¿qué tan sueltos seríamos si pudiéramos intercambiar cartas o emails con un desconocido? ¿Realmente nos sentiríamos tan cómodos y confiados como para hablar de cualquier cosa con alguien que no conocemos?

Tomá nota, Mark Zuckerberg.

Pero más allá de esta relación que hice, "Cartas a los perdidos" no es sólo sobre las cartas que Juliet le escribe a su madre y la posterior relación que entabla con el extraño anónimo (aka Declan). Es un libro súper 4D (as in seems super chill but actually has lots of capas, como las cebollas y los ogros) que te sorprende página a página.

Si bien sí trata la relación entre Juliet y Declan a través de lo que se escriben, hay historias mucho más profundas. Es un libro que habla de la búsqueda de redención, la confianza en uno mismo, la culpa, el perdón, la familia, las verdades y mentiras, quiénes somos y quiénes queremos ser. No esperaba más que una linda historia de este libro, y me sorprendió muchísimo.

No estoy segura si es la primera novela de este tipo de Brigid Kemmerer (sé que tiene otros libros, pero creo que es más new adult que otra cosa), pero la narración está on point. No sólo la forma de narrar (lo cual siempre es subjetivo según los gustos de cada uno), sino la emoción que logra transmitir a través de sus palabras.
Siento que te entiendo. Siento que me entiendes.
Como dije, no es un libro con una linda historia y nada más. Tiene muchos elementos muy interesantes de los que hablar, lo cual no puedo hacer porque estoy segura de que me cebaría y empezaría a spoilearlos a todos. Pero son temas muy delicados, varios de los cuales muchos conocen porque en algún momento se sintieron tocados por ellos, o con los que están lidiando en estos momentos.

¿Qué responsabilidad tenemos sobre las cosas que pasan en nuestra vida y en la de aquellos que nos rodean? ¿Cuánto tiempo tenemos que culparnos de algo que pasa (aparentemente) por nuestra culpa? ¿Nuestro pasado tiene que anclarnos y no permitirnos olvidar?

Habla, también, de la salvación (¿o redención?) a través de lo que uno ama, sea o no este el objetivo último consciente: los autos, la fotografía, la lectura, la escritura... siempre hay algo más grande que nosotros que nos relaja, que nos libera, que nos hace crecer un poquito más cada día. Y este libro también trata de eso: sobre dejarnos llevar y sorprender por estas cosas que sólo aquél que las comparte comprende.
Si no puedo culpar al destino, ¿quién tiene la culpa?
¿Quieren saber otra cosa que trata, que dejé para después a propósito? Bueno, los que me conocen saben que I'm a loser for las cosas familiares, ¿no? Que cuando se tocan las temáticas de las familias, cuando se intentan espantar los fantasmas me buelboh lokah, ¿no es cierto? "Cartas a los perdidos" habla de la idealización (o la falta de) de los padres y de nuestra relación con ellos, lo cual me voló la cabeza porque dude, no esperaba semejante cosa en un libro que yo consideraba más romanticón que otra cosa. Tenemos padres ausentes y presentes, responsables y desastrosos, y otros que aman demasiado otras cosas como para dejar que sus hijos los aten, desde su perspectiva, a una vida rutinaria.

Para ir cerrando, porque ya a esta altura empiezan a bostezar y a acomodar el upite en sus asientos una y otra vez porque se ponen inquietos, quiero decirles que "Cartas a los perdidos" es indejable. ¿Tiene 550 páginas? Sí, pero se te pasan enseguida. El estilo de la autora es tan dinámico, la narración es tan fluida, que a mí las hojas se me escapaban de las manos (?). Una vez que lo empecé no lo dejé más que para algunas pausas para ir al baño, comer y dormir un poco después de quedarme leyendo hasta las cuatro menos veinte (¡me fijé!) de la mañana.
Ya encontrarás tu propia manera de lograr un impacto en la gente.
"Cartas a los perdidos" es una de esas joyitas con las que VRYA nos tira por la cabeza cada ciertos meses, títulos con los que quizás te cruzaste alguna vez pero a los que jamás les diste mucha bola... y ellos vienen y te mueven el piso cual terremoto.

Creo que la mayor parte de los lectores de YA confía ciegamente en VRYA en cuanto a la calidad de lo que va a leer, ¿no es así? A pesar de que sabemos con quiénes estamos tratando, nos sorprendemos libro a libro de las historias que nos acercan. Y puedo asegurarles que con "Cartas a los perdidos" no va a ser de otra manera: lo van a amar, aún si la historia no es de sus favoritas. Desde la narración hasta el mensaje de la historia calan hondo, y creo que todos, incluso la chica aburrida de la que hablé en Twitter hace como dos meses, van a disfrutar de esta increíble historia.

7 comentarios:

  1. Ay Mendez Mendez y yo que ya tengo un tbr que me puede durar varias vidas....

    ResponderEliminar
  2. Ay Mendez Mendez y yo que ya tengo un tbr que me puede durar varias vidas....

    ResponderEliminar
  3. Hola, vos.
    Me generaste todo el hype con este libro ¬¬ jajaja ahora voy a tener que conseguirlo y sumarlo a mi interminable lista de tbr.
    Te odio
    (mentira)

    Me gusta lo que decis del tema familiar, esta genial que la literatura YA abarque estos temas desde distintos ejemplos, para todos los casos, que cada vez sea mas inclusiva con todo. Así que bravo.
    Ya te daré bien mi opinión una vez leído.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Flor lo hizo de nuevo: un libro que iba a dejar pasar ahora quiere ingresar en mi wishlist.

    ResponderEliminar
  5. Coincido totalmente con respecto a VRYA, creo que practicante todos los libros de la editorial están en mi wishlist. Y después de leer tu reseña se le suma otro, no veo la hora de que salga y poder sufrir, amar y emocionarme con el.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Soy nueva por tu blog^^
    Este libro me llama bastante, y no lo conocía^^
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. La verdad que si Flor, yo llegue al punto de confiar a ciegas por los libros de VyR jajaja Y siempre me convencen los libros que recomendas asi que sin duda le voy a dar una oportunidad a este libro! Gracias por la reseña! Bsos!

    ResponderEliminar

¿Algo para decir?